Quienes Somos?

Constituida en 1993, Odres Nuevos Chiapas A.C. es una organización fundada para ayudar a los niños abandonados y maltratados. Odres Nuevos Chiapas A.C. actualmente atiende más de 100 niños y niñas en el orfanato Casa Hogar Alegre, en Tuxtla Gutiérrez, y ha empezado a trabajar en el primer dormitorio en  "El Rancho" en las afueras de Las Margaritas en Chiapas.


Los niños de Odres Nuevos Chiapas A.C.
 
Estos son niños que han sido abusados y abandonados por sus familias y la sociedad. Los funcionarios del gobierno traen a  niños a Odres Nuevos Chiapas que son encontrados viviendo en el basurero de la ciudad, en chiqueros con los cerdos, o que han sido abandonados en iglesias y estaciones de policía.

A veces, pueden se sabe que sus padres están muertos, otras veces se han ido y no vuelven nunca más. Algunos de los niños ni siquiera son de México. Sus familias han venido de países de Centro y Sudamérica, a través de Chiapas, en un intento de llegar a los Estados Unidos. En el camino, los niños son abandonados por sus padres (quienes a menudo los dejan con los amigos o la familia) a medida que continúan su viaje a los EE.UU.

Si pudieras tener uno de estos niños en tus brazos, ver su sonrisa, escuchar sus risas y cantos, su corazón sería tocado como el nuestro lo ha sido. Estos niños fueron creados a imagen de Dios mismo, El ha escogido a cada uno de ellos para vivir en Casa Hogar Alegre para que puedan aprender de su amor por ellos.

La fundadora y presidenta de Odres Nuevos Chiapas A.C.

Elizabeth Castelazo Noguera fue criada en la Ciudad de México y se trasladó a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas con su padre, Jesús Castelazo, y su familia para iniciar una iglesia en la parte más necesitada de la ciudad. Ellos llegaron a Tuxtla Gutiérrez con casi nada, salvo el deseo de seguir la dirección del Señor.

Encontraron un pequeño apartamento donde podrían vivir y predicar en una parte de la ciudad donde el crimen era alto, la prostitución lo tradicional, y el alquiler era bajo. A pesar de que fue perseguido y víctima de abuso verbal por lo que estaban haciendo, ellos siguieron allí. En un momento dado incluso encontró un hombre muerto frente a su casa, y adictos a las drogas frecuentemente interrumpían las predicaciones. Pero aún así perseveró. Finalmente las predicaciones llegaron al corazón de la mujer a cargo de toda la prostitución en la zona, y ella cambio su manera de vivir y la iglesia comenzó a crecer.



Hoy en día la familia Castelazo ha plantado más de 260 iglesias en todo Chiapas bajo el nombre de "Solo Cristo Salva". El padre de Elizabeth de 80 años de edad, Jesús, a menudo viaja por todo México e internacionalmente como un portavoz de evangelización.

Como Elizabeth creció, se casó y tuvo dos hijos propios, se sintió conmovida por la necesidad de muchos niños en la zona - los niños que estaban siendo físicamente y sexualmente abusados o que habían sido abandonados por sus familias en su intento por llegar a los Estados Unidos desde países vecinos de Centroamérica. ¿Qué podía hacer sino tomarlas en su corazón y su hogar? Y eso es lo que hizo. Hubo muchas noches, cuando ella y los niños se fueron a la cama sin saber si el alimento para mañana vendría pero sabiendo que Dios conocía sus necesidades.

Con las bendiciones de Dios y la ayuda de su familia al orfanato creció. En julio de 1993, el orfanato, que se inició en su casa se convirtió oficialmente en una asociación civil. Aunque el gobierno mexicano aporta muy poco para el sustento financiero de la Institución, con la ayuda de familiares, amigos, una iglesia en California, conocidos en Colorado, y la organización Samaritan's Purse, Odres Nuevos Chiapas ahora se esfuerza por proporcionar alimentos, ropa, refugio, y las necesidades educativas de más de 100 niños.